La Estructura Psiquis del Virya despierto.

Sabiduría Hiperbórea.
Responder
Luz de Apolo
Mensajes: 6
Registrado: 13 Feb 2018 09:37

La Estructura Psiquis del Virya despierto.

Mensaje por Luz de Apolo » 16 Feb 2018 02:30

Subo esta figura 32 de los Fundamentos, tema que estoy estudiando y tratando de comprender, esa figura, su modelo gráfico de representación describe por sus partes el todo el proceso que debe atravesar el Yo perdido (Yo psicológico) del Virya dormido para arribar por su VOLUNTAD a esa esfera volutad egoica Ehre, donde Virya dormido se trasmuta en Virya despierto (Yo verdadero).
Doy pasa al desarrollo de Nmrod que describe con conceptos rigurosos y precisos el modelo gráfico de representación y sus significados que definen la Estructura Psíquica del Virya despierto

Mi honor es el Valor.
El valor es la gracia de Vril.
Luz de Apolo.
Sieg Heill!

B - Estructura psíquica del virya despierto.

Con la incorporación de la esfera de voluntad egoica Ehre al esquema psíquico básico del pasú, tal como se ve en la figura 31, ha quedado completo el esquema psíquico del virya. Recordemos que el esquema psíquico del pasú representado en las figuras 11 y 11b respondía a una sistemática de círculos excéntricos, en la cual la esfera (2) de conciencia cumplía un papel central. En la figura 31 comprobamos que la esfera (2) continúa siendo central mientras que las esferas afectiva (4), racional (3) y Ehre (1) son excéntricas y; además, que todas ellas determinan ciertos recintos al intersectarse entre sí. Mas, de acuerdo con lo visto en el inciso Sistemática de círculos excéntricos: "Si los círculos excéntricos son sostén de conceptos sim­ples, una combinatoria de círculos formará RECINTOS conteniendo conceptos complejos o sea específicos". Con el fin de poner a los círculos y recintos de la figura 31 en relación de correspondencia con los conceptos estudiados, lo que nos permitirá resumir sistemáticamente todo lo visto hasta aquí, hemos desarrollado en la figura 32 un esquema de la estructura psí­quica del virya.



ESTRUCTURA PSIQUICA DEL VIRYA DESPIERTO.jpg
ESTRUCTURA PSIQUICA DEL VIRYA DESPIERTO.jpg (215.62 KiB) Visto 510 veces


FIGURA 32



En este artículo nos vamos a ocupar de describir conceptualmente la figura 32 a partir del siguiente parámetro de analogía: LA VOLUNTAD. Comencemos, pues, por el primer círculo excéntrico (1) que representa a la esfera de voluntad egoica Ehre. Se halla abierto por arriba para señalar el punto absoluto (0) adonde lo divino hace contacto con lo hu­mano, adonde la Gracia del Paráclito se transforma en voluntad graciosa. Sobre el punto (0) una lengua de fuego o cresta indica la presencia del Paráclito.

El circulo (2) corresponde a la esfera de conciencia, en la cual actúa el sujeto conscien­te; por tal razón se ha señalado a la "voluntad consciente" como a la fuerza que permite actuar a este sujeto.

La intersección de los círculos (1) y (2) determina el recinto (9), en el que están conte­nidos el arco AB del Símbolo del Origen y, sobre él, el Yo perdido. Esto significa que, aún cuando el Yo perdido es una hipóstasis, confundida con el sujeto consciente de la esfera de luz, también requiere para SU PROPIA ACTIVIDAD el aporte de la voluntad egoica. Se com­prende, observando la figura 32, que si la voluntad egoica disminuye, si se reduce el circulo (1), también se enervará la actividad del Yo perdido pues el recinto (9) será cada vez menor. Así, "a menor voluntad egoica menor capacidad del Yo para actuar"; tal consecuencia es cla­ramente nietzscheana.

Los recintos (5), (6), (7) y (8) conforman, según sabemos, la esfera de sombra (ver figu­ra 22). Analicemos el concepto que corresponde a cada uno. Los círculos (3) y (4) se intersec­tan entre sí sobre el área del círculo central (2), conformando el recinto triangular (5). Tal re­cinto, el único de triple implicación, representa al espacio que contiene a la estructura cultural: con "xx", junto al lado inferior, se ha señalado la presencia horizontal de un sistema xx. En el recinto (5), en el nivel estructural xx, tiene término el sujeto cultural y, por eso, se indica con "voluntad cultural" a la fuerza que emplea dicho sujeto para actuar.

El recinto (7), formado por los círculos (2) y (3), es análogo a la región de la esfera de sombra donde tienen lugar los casos (b), es decir, aquéllos símbolos emergentes con inclina­ción hacia la esfera racional (ver figura 23).

El recinto (8), formado por los círculos (2) y (4), es análogo a la región de la esfera de sombra donde tienen lugar los casos (c), es decir, aquellos símbolos emergentes con inclina­ción hacia la esfera afectiva (ver figura 23).

Es evidente que, salvo el recinto (6), todos los restantes sectores se encuentran incluidos en el área de la esfera de conciencia. Con otras palabras: los recintos (9), (5), (7) y (8) corres­ponden a alguna forma de conciencia puesto que la involucran en sus regiones. Por el contra­rio, la combinación de las esferas afectiva (4) y racional (3) produce algo, en el recinto (6), QUE NO ES CONCIENCIA EN ABSOLUTO, pero que ROZA A LA CONCIENCIA POR UN LADO (xx). Esto es: la "voluntad instintiva" del sujeto racional o razón. Para mayor clari­dad conviene recordar que la estructura cultural se encuentra en correspondencia biunívoca con la memoria arquetípica o cerebro; es decir que, bajo el nivel del sistema xx (recinto 5), se en­cuentra el cerebro (recinto 6).

En efecto, el lado xx que separa los recintos (5) y (6) es análogo a la frontera que separa la estructura cultural (5) y la memoria arquetípica (6). Entonces, en el recinto (6), tiene su término el sujeto racional o razón, el cual actúa por medio de la voluntad instintiva. Esta vo­luntad, apuntada hacia lo orgánico, hacia la vida, hacia el mundo, es la fuerza que emplea la razón para interpretar los designios de los entes y actualizar sus esquemas en el recinto (5).

Resumiendo, como el recinto (6) está substancialmente formado por las esferas afectiva (4) y racional (3), ocurre que la voluntad instintiva será hallada, cuando menos, RAZONABLE o AMABLE, aunque en todos los casos CIEGA de conciencia.



C - En busca del principio del cerco.

En éste y en los siguientes artículos vamos a referirnos a técnicas y modos estratégicos de operar que fueron de uso corriente, pero secreto, durante muchos siglos en ciertas Ordenes hiperbóreas occidentales. En nuestra novela de divulgación "La Extraña Aventura..." hemos mencionado algunas, comenzando por la orden negra SS, la Thulegesellschaft, la Orden Einherjar fundada por John Dee en 1586, etc., y hasta hicimos la descripción de una ceremonia protagonizada por un grupo de viryas despiertos, quienes se transmutaban en Siddhas Berserkir para celebrar un extraño ritual. Ese ritual se efectuaba sobre la base de una técnica secreta de la Sabiduría Hiperbórea conocida como VÍA DE LA OPOSICIÓN ESTRATÉGICA, la cual empleaba un CERCO ESTRATÉGICO o ARQUEMONA. ¿Que es un arquémona? Respuesta: un cerco, real o imaginario, producido por el sujeto cultural como símbolo sagrado Y SOBRE EL CUAL EL YO DESPIERTO HA PROYECTADO EL POLO INFINITO; el arquémona OPERATIVO es, así, UN CERCO INFINITO, es decir, UN CERCO AL QUE ES IMPOSI­BLE SITIAR COMPLETAMENTE, CUBRIENDO TODO SU PERÍMETRO.

No nos extendamos más, por ahora, sobre la técnica arquemónica, a la que sólo podre­mos comprender si previamente hemos respondido a estas preguntas: ¿para que necesita el virya despierto aplicar tal técnica arquemónica, es decir, qué efecto práctico, qué beneficio le reporta a su propósito de liberación espiritual? Como veremos enseguida, esta pregunta sólo adquiere sentido si se admite que el virya despierto es un guerrero, un héroe que debe luchar sin tregua para abrirse paso en terreno enemigo, es decir, en el mundo del Demiurgo, donde se encuentra prisionero. La otra pregunta es ¿cómo se efectúa, al menos en teoría, la técnica ar­quemónica, y, lo que es más importante, de qué medios se vale el virya despierto para desarro­llar su dominio? es decir ¿cómo descubre el principio del cerco, quién lo inicia, quién se lo revela?

Dar respuesta a las últimas preguntas es lo que nos va a llevar "en busca del principio del cerco", una búsqueda durante la cual veremos revelado, en forma alegórica, el Misterio de la Canción de A-mort de los Siddhas, vale decir, la verdadera fuente iniciadora en el principio del cerco, pero una iniciación que se da directamente en la sangre pura, sin intermediarios de ninguna especie, por vinculación carismática.

Como dijimos, emplearemos aquí conceptos de la Orden Einherjar, antigua precursora de la Thulegesellschaft y la SS.

Nimrod de Rosario

Agosto de 1985

PRIMERA PARTE: METAFÍSICA.

Luz de Apolo
Mensajes: 6
Registrado: 13 Feb 2018 09:37

Re: La Estructura Psiquis del Virya despierto.

Mensaje por Luz de Apolo » 16 Feb 2018 02:48

Para que se comprenda la figura 32 añado las figuras 30 Y 31 que le anteceden para una mejor comprensión de el significado de la Estructura Psquica de Virya despierto.

Luz de Apolo.

Mi honor es mi Valor.
El valor es la gracia de Vril.



EL VIRYA DESPIERTO: EN BUSCA DEL PRINCIPIO DEL CERCO



A - Teoría analógica del virya despierto.

En la Segunda Parte se explicará en detalle el modo como un virya perdido puede trans­formarse en virya despierto, modo que consiste básicamente en una actitud del Yo perdido denominada "graciosa luciférica". Aquí vamos a explicar, analógicamente, que se espera obte­ner con tal actitud y nos referiremos, para ello, al esquema de la figura 29.

La línea cóncava AB representa al Símbolo del Origen; sobre la cual se refleja el Yo Infini­to. Pero, según vimos en "I", existe una hipóstasis del Yo Infinito llamada "Yo perdido" que se identifica y confunde con el sujeto consciente, conformando la persona del pasú: esta hipósta­sis, el Yo perdido, no puede estar en otro lugar de la figura que directamente sobre la línea AB. A este Yo perdido, substancial y temporalizado, es al que se busca trascender por medio de la actitud graciosa luciférica. ¿Buscando qué? El Yo despierto, insubstancial y atemporal, que es un puro reflejo del Yo Infinito, vale decir, del Espíritu Eterno. ¿Y adónde puede ser represen­tado, en la figura 29, el Yo despierto? Para hallar la respuesta debemos advertir, ante todo, que, POR SU CARÁCTER INSUBSTANCIAL, EL YO DESPIERTO NO PUEDE ESTAR EN LA ESFERA DE CONCIENCIA PUES LA MISMA ES ÍNTEGRAMENTE ENER­GÉTICA, ES DECIR, SUBSTANCIAL. Convengamos, entonces, que el Yo despierto se en­cuentra FUERA DE LA ESFERA DE CONCIENCIA, EN UN PUNTO LLAMADO SELBS.

En la figura 30 se ha representado el selbst mostrándolo analógicamente como un FOCO en el cual se concentra el reflejo del Yo Infinito sobre el Símbolo del Origen AB. El selbst, que es análogo a un foco mas que a un "centro", refleja sintéticamente al polo infinito como "Yo despierto". Así, el virya despierto se define también como "aquél que ha trasladado su Yo al selbst".

Según veremos en la Segunda Parte, a medida que se va ocupando el selbst, se genera en su torno una nueva esfera llamada EHRE. Tal esfera es netamente hiperbórea, propia de los hombres semidivinos o viryas. ¿Y qué contiene tal esfera, aparte del centro-foco selbst, asiento del Yo despierto? Respuesta: VOLUNTAD EGOICA. Ehre, en efecto, es una esfera de volun­tad: MAS ESTA VOLUNTAD NO ES UNA ENERGÍA QUE PROVIENE DEL MICRO­COSMOS, NI TAN SIQUIERA DEL MACROCOSMOS, SINO UN APORTE EXTRA EFECTUADO POR UN AGENTE CARISMÁTI­CO CONOCIDO COMO "PARÁCLITO". Por eso la voluntad del virya despierto se denomi­na "graciosa": porque la GRACIA del Paráclito lo ha dotado de una fuerza sobrehumana y he­roica. Aunque todo esto será explicado claramente en la Segunda Parte, podemos adelantar la naturaleza del Paráclito: ES EL CONTACTO TRASCENDENTE CON LA VOLUNTAD DEL INCOGNOSCIBLE, ES DECIR DEL DIOS HIPERBÓREO. Pero este "contacto", desde luego, solo puede efectuarlo el Yo despierto desde el selbst.

En la figura 31 podemos observar a la esfera Ehre, de voluntad egoica, rodeando al selbst. Comprobamos allí que Ehre se trata de una esfera ABIERTA POR LA PARTE SU­PERIOR, y que el hueco se denomina VRIL. Tal como veremos, al estudiar la Teoría del Siddhas Berserkir, el Vril es el último paso que le queda por dar al espíritu encadenado antes de obtener la definitiva liberación: CUANDO EL YO DESPIERTO CONSIGUE, DESDE EL SELBST, MIRAR HACIA EL SÍMBOLO DEL ORIGEN Y, POR REFLEJO, VE AL ES­PÍRITU ESFERA REVERTIDO, ENTONCES ESTÁ EN CONDICIONES DE EFECTUAR LA ORIENTACIÓN ESTRATÉGICA DEL ESPÍRITU, ES DECIR, TORNAR EL ESPÍRI­TU REVERTIDO A SU NORMALIDAD. Puede, así, trasmutarse en Siddha inmortal em­pleando EL PODER DEL VRIL. Mas esta operación será explicada analógicamente en otro articulo.

Por ultimo, es claro ahora que, debido a la dualidad esencial alma-Espíritu, en el virya existen dos núcleos de sí mismo: una es el esquema de sí mismo animado por el sujeto cons­ciente, cuya esencia es temporal; y otro es el selbst, animado por el Yo despierto, un sujeto atemporal. El sujeto consciente revela al alma transmigrante e inmortal LA CONCIENCIA DE SÍ MISMO en el microcosmos. El Yo despierto revela al Espíritu Eterno LA GNOSIS DEL SELBST en el microcosmos.







http://www.quintadomihttp://www.quintad ... =view&id=9

download/file.php?mode=view&id=11
Adjuntos
image083.jpg
image083.jpg (247.58 KiB) Visto 507 veces

Luz de Apolo
Mensajes: 6
Registrado: 13 Feb 2018 09:37

Re: La Estructura Psiquis del Virya despierto.

Mensaje por Luz de Apolo » 17 Feb 2018 16:37

Para que se comprenda la figura 32 añado las figuras 30 que le anteceden para una mejor comprensión de el significado de la Estructura Psíquica de Virya despierto.

Luz de Apolo.

Mi honor es mi Valor.
El valor es la gracia de Vril.

EL VIRYA DESPIERTO: EN BUSCA DEL PRINCIPIO DEL CERCO
A - Teoría analógica del virya despierto.

En la Segunda Parte se explicará en detalle el modo como un virya perdido puede trans­formarse en virya despierto, modo que consiste básicamente en una actitud del Yo perdido denominada "graciosa luciférica". Aquí vamos a explicar, analógicamente, que se espera obte­ner con tal actitud y nos referiremos, para ello, al esquema de la figura 29.

La línea cóncava AB representa al Símbolo del Origen; sobre la cual se refleja el Yo Infini­to. Pero, según vimos en "I", existe una hipóstasis del Yo Infinito llamada "Yo perdido" que se identifica y confunde con el sujeto consciente, conformando la persona del pasú: esta hipósta­sis, el Yo perdido, no puede estar en otro lugar de la figura que directamente sobre la línea AB. A este Yo perdido, substancial y temporalizado, es al que se busca trascender por medio de la actitud graciosa luciférica. ¿Buscando qué? El Yo despierto, insubstancial y atemporal, que es un puro reflejo del Yo Infinito, vale decir, del Espíritu Eterno. ¿Y adónde puede ser represen­tado, en la figura 29, el Yo despierto? Para hallar la respuesta debemos advertir, ante todo, que, POR SU CARÁCTER INSUBSTANCIAL, EL YO DESPIERTO NO PUEDE ESTAR EN LA ESFERA DE CONCIENCIA PUES LA MISMA ES ÍNTEGRAMENTE ENER­GÉTICA, ES DECIR, SUBSTANCIAL. Convengamos, entonces, que el Yo despierto se en­cuentra FUERA DE LA ESFERA DE CONCIENCIA, EN UN PUNTO LLAMADO SELBS.

En la figura 30 se ha representado el selbst mostrándolo analógicamente como un FOCO en el cual se concentra el reflejo del Yo Infinito sobre el Símbolo del Origen AB. El selbst, que es análogo a un foco mas que a un "centro", refleja sintéticamente al polo infinito como "Yo despierto". Así, el virya despierto se define también como "aquél que ha trasladado su Yo al selbst".

Según veremos en la Segunda Parte, a medida que se va ocupando el selbst, se genera en su torno una nueva esfera llamada EHRE. Tal esfera es netamente hiperbórea, propia de los hombres semidivinos o viryas. ¿Y qué contiene tal esfera, aparte del centro-foco selbst, asiento del Yo despierto? Respuesta: VOLUNTAD EGOICA. Ehre, en efecto, es una esfera de volun­tad: MAS ESTA VOLUNTAD NO ES UNA ENERGÍA QUE PROVIENE DEL MICRO­COSMOS, NI TAN SIQUIERA DEL MACROCOSMOS, SINO UN APORTE EXTRA EFECTUADO POR UN AGENTE CARISMÁTI­CO CONOCIDO COMO "PARÁCLITO". Por eso la voluntad del virya despierto se denomi­na "graciosa": porque la GRACIA del Paráclito lo ha dotado de una fuerza sobrehumana y he­roica. Aunque todo esto será explicado claramente en la Segunda Parte, podemos adelantar la naturaleza del Paráclito: ES EL CONTACTO TRASCENDENTE CON LA VOLUNTAD DEL INCOGNOSCIBLE, ES DECIR DEL DIOS HIPERBÓREO. Pero este "contacto", desde luego, solo puede efectuarlo el Yo despierto desde el selbst.

En la figura 31 podemos observar a la esfera Ehre, de voluntad egoica, rodeando al selbst. Comprobamos allí que Ehre se trata de una esfera ABIERTA POR LA PARTE SU­PERIOR, y que el hueco se denomina VRIL. Tal como veremos, al estudiar la Teoría del Siddhas Berserkir, el Vril es el último paso que le queda por dar al espíritu encadenado antes de obtener la definitiva liberación: CUANDO EL YO DESPIERTO CONSIGUE, DESDE EL SELBST, MIRAR HACIA EL SÍMBOLO DEL ORIGEN Y, POR REFLEJO, VE AL ES­PÍRITU ESFERA REVERTIDO, ENTONCES ESTÁ EN CONDICIONES DE EFECTUAR LA ORIENTACIÓN ESTRATÉGICA DEL ESPÍRITU, ES DECIR, TORNAR EL ESPÍRI­TU REVERTIDO A SU NORMALIDAD. Puede, así, trasmutarse en Siddha inmortal em­pleando EL PODER DEL VRIL. Mas esta operación será explicada analógicamente en otro articulo.

Por ultimo, es claro ahora que, debido a la dualidad esencial alma-Espíritu, en el virya existen dos núcleos de sí mismo: una es el esquema de sí mismo animado por el sujeto cons­ciente, cuya esencia es temporal; y otro es el selbst, animado por el Yo despierto, un sujeto atemporal. El sujeto consciente revela al alma transmigrante e inmortal LA CONCIENCIA DE SÍ MISMO en el microcosmos. El Yo despierto revela al Espíritu Eterno LA GNOSIS DEL SELBST en el microcosmos.
download/file.php?mode=view&id=12
Adjuntos
8888VVVV.jpg
8888VVVV.jpg (247.58 KiB) Visto 456 veces

Responder