Relato


SE DEVELO EL MISTERIO DE MARÍA:

La Antártida, espera de María Que Difunda,la Revelación, de los Extraterrestres sobre el Patrimonio de la Argentina a sus hijos

 

FORO Quintadominica

 


(12va Parte)

HOME


Este documento esta compuesto de Sesenta y Cinco Partes y el libro de mi Hijo:


 


Guardar Archivo

Para imprimir lo que está viendo en este relato, elija simplemente el ícono de la impresora en su navegador y luego seleccione el dispositivo de destino y la calidad de impresión como lo hace normalmente.


 

"La Antártida, espera de María Que Difunda,

la Revelación, de los Extraterrestres

sobre el Patrimonio de la Argentina a sus hijos"

 

Comenzaré, relatando, que en el año 1973, los Extraterrestres, me ordenaron, que: Comprase en "Vinelli", una manzana de tierra, en una colina, en El Lago de Plata Huechulafquén, Provincia de Neuquén.

En 1973 Vinelli, realizo un remate de esas tierras, y como era fin de año, o sea, fecha de vacaciones, de turismo. El tema es que al remate, concurrieron gente de todo el Mundo, que estaba, pasando sus vacaciones y concurrieron, al Remate, gente... que no sabía ni el Idioma, de otras Nacionalidades, de otras Etnias... o sea gente linda.

Así lo realicé, mi hijo me reprochó; ¿para que querés una Manzana, no te basta con un lote?.

En ése entonces, mi hijo estaba, por partir hacia la Antártida, y no podía, explicarle nada, ya que yo tampoco sabía.

Abreviaré, lo más posible.

Lo cancelé, mensualmente, aboné amojonamiento y demás complementos, referidos en el Boleto de Venta de la Inmobiliaria Vinelli.

En el año 1999, Los Extraterrestres, me incitan a que viaje antes del 2000, y yo les dije: únicamente si voy con un Abogado y un amigo de mi hijo.

Aceptaron y recaude el dinero, ya que yo me ocuparía del gasto de los 3, bien...  viajé.

Conocí, mi terreno, ¡cuál no sería mi sorpresa, que era una inmensa llanura!, mi Manzana estaba, como estipulaba el Documento, al pie del volcán Lanín, frente al Lago Huechulafquen.

No se perfilaba ni un árbol, no se divisaba un alma, de Norte a Sur, de Este a Oeste.

Nada de nada.

El Abogado, se quedó contemplando el lago embelesado, el amigo de mi hijo, que se llama Roberto, trepó, la Colina, yo quise seguirlo, pero... el piso, que se ve que, en alguna ocasión, el Volcán estuvo en Erupción, no era firme, y me hundía los pies hasta, el tobillo, por lo cual, me caí de bruces, y el Abogado, presuroso, me ayudo a incorporarme, demás está decir, que no pude, subir.

Subió solo "Roberto" y me dice, que en mi tierra había caído, un Aerolito, y dejo una grieta inmensa que no se veía el fondo, aún estaba.

Entonces, como yo llevaba una cruz, colgada del cuello, que me la regaló, el "Padre Eusebio", el confesor de Musolini, me la saque y le dije a Roberto, que la ponga en la grieta.

Así lo hizo, yo cuando me la saque dije en Oración: ¡qué nadie ose poner los pies en mi tierra!.

A todo esto, el Abogado, seguía ensimismado, observando, el Lago.

En ése, momento, Los Extraterrestres, me dicen que la termine y vuelva... el Abogado, ya había viajado a Neuquén, al Catastro y la Municipalidad o sea que ya no había razón de permanecer... y yo estaba protestando!, cuándo me hablaron los Extraterrestres, y me dijeron: que la cortara, que eso estaba, así como un desierto, por que así lo precisaban Ellos.

Y bueno, me decidí a volver, y no les dije nada, a ninguno de los dos.

Cuándo veníamos, en el viaje el Abogado, me dice: ¡oh... y la cruz?, y le dije: recién me doy cuenta, se me habrá caído, cuándo, me resbalé en la colina, y pasó.

Cuándo llegamos, me entero, que dos jóvenes, habían decidido, escalar el Volcán "Lanín"... y que fallecieron los dos, que lo querían Escalar antes del 2.000.

Nosotros, volvimos, creo el 22 o 23 de Diciembre de 1999, o sea que nos impulsaron, a ellos y a mí a ir antes del 2.000, ¡o sea que fue en mi terreno!, y eso me causó una gran congoja y cargo de conciencia hasta hoy, me apena.

Bueno, diré, que Vinelli, la firma que me vendió, supe leer en un periódico; que yendo por la nueve de Julio, lo levantó en el aire, un coche y lo mato.

El señor, que hizo la venta, un militar retirado, falleció de un infarto, el Escribano que me hizo el poder, cuándo, fue mi hijo a la Antártida, el Dr. Juan Albo, falleció de un infarto.

¡Yo ya no quiero, ni escribir una línea, si no me lo Ordenan!, ya que tras mío, hay tantos cadáveres, que me espanta, y no quiero que nadie más sea por mi causa o que yo conozca, para no sufrir más.

30 años que me hicieron comprar esas tierras para el 2.002 ¿?

 

 

Contaré las vicisitudes que debimos, encarar mi hijo

y yo en 1975, época de represión, confusión y malos entendidos

 

Lo que aquí escribo "es pura y exclusivamente para los Chicos y sus Flias”.

Mi hijo había, regresado de la Antártida y como ya comenté en otra, página que, nos, vinieron a buscar a las 8 de la noche, o si prefieren, "nos secuestraron, de la pesada", o de la época, del plomo, años pesados

Abreviaré, a partir de allí, nos mudamos, dando el nuevo domicilio, como buen hijo de vecino.

Luego de ese trago amargo, mi hijo me sugiere, que viajemos, una semana, para distraernos, por otros pagos,

Me dijo: te voy a llevar, a un lugar para que te recuperes de lo que te toco pasar, por mi.

No me decía dónde, además, si para mi era lo mismo el Norte que el Sur, para mi todos los gatos son pardos.

Al llegar a la Estación, ya me enteré, que viajaríamos a Bolivia, me encantaron, los  paisajes, lo que me llamó la atención, en el tren de Trocha Angosta, ¡cómo mi mente, angosta y simple!, fue que los Bolivianos, no tienden, la ropa para secar, si no en el suelo, o sea en las piedras, ya que está cubierto, de piedras bochín, de todos los tamaños, desde el de una naranja a una sandía.

¿Que simple no?

Bien, antes de salir de Buenos Aires, como era lógico mi hijo, le avisó al "Siniestro", no sea cosa que por el encontronazo con la "Pesada", no nos dejasen, salir de "Buenos Aires".

Ilusos de nosotros, nos tenía, preparada, una "Flor de joda" perdonando, el término, pero, del "Siniestro", podíamos esperar, cualquier cosa, ¡eso sí!; si tienen problema lo ven a mi amigote.

Nos alojamos, en el Hotel, del "Rey del Estaño".

Mi hijo le entregó, los pasaportes y el Sr. del Hotel le dijo fuésemos, tranquilos, otro señor, nos llevo a la habitación, descansamos, salimos a recorrer, fuimos a "Tumusla", un lugar pintoresco, y se nos fue, el día recorriendo y me dice mi hijo: mañana vamos al lago "Titicaca", fuimos... era fin de Julio, yo igual, me metí en el lago mi hijo me dijo: vos sos loca, te vas a entumecer, pero el agua estaba, a una temperatura ideal.

Bien todos los días, como hacía un frió infernal, nosotros llevamos una botella de grapa de 90 grados, pero allí, tenían una, que tenía doble graduación.

Eso sí, el desayuno... para ese lugar Invernal, ¡le hacia levantar la temperatura!, lo hacían hirviendo, maíz morado, el jugo sale color chocolate, le agregan, chauchas de canela en rama, limón exprimido, azúcar y maicena, todo hirviendo, ¡le hace salir llamaradas de la boca!, un jarro de 1/2 litro y tienen un sartén, en las brasas y le ponen un cucharón de una mezcla, chirla... ¡y sale una soberana torta frita!... todo al pie del fogón, "delicioso".

Al día siguiente, me tenía la sorpresa, mi hijo de llevarme a Puerta del sol, creo que se llama así, no recuerdo muy bien

Nos levantamos, con ese fin, nos dirigimos a la playa, mi hijo habló con un barquero, o lanchero, que nos lleve... y nos sale, con que “por menos de 20 personas, ni se molesta”

"tá güeno changuito, no tenís pretensiones", bueno -le dije a mi hijo- mira todas, las personas que hay tomando sol le digo vos anda por la derecha y yo por la izquierda y los hablamos y les proponemos si quieren, ir y juntemos 20.

Al final juntamos 22 ya que eran, todas parejas, ¡lo cómico fue que, no nos entendíamos!, había Norteamericanos, Holandeses, Uruguayos, en fin un arco iris de Nacionalidades, todos, por el lago "Titicaca" y otras reliquias.

Llegamos a destino, había que subir unas escaleras empinadas, que según, me contó mi hijo ya que no me dejó subir, por que me dijo: vos no subas, que si ya, el lago estaba, a no se que altura, si subía... eran unos, cerros, o montañas no se que eran, ¡eso! ni me dijo que había, chozas y restos de edificaciones y que al ingresar... ya que, eran ruinas, abandonadas, del tiempo de Maria, Castaña.

O sea que me quedé sola abajo, por el tema de la supuesta, hipertensión, lo que sé, es que la grapa de 90 grados me la tomé como agua ¿?. Me quedé, en una curva que hacía la montaña, a juntar piedras semipreciosas, me junte las verdes y las color mate cocido con leche, divinas.

Mientras juntaba, las piedritas, como aceitunas, los "Extras" me dijeron, que en ése, lugar, se desataban, fuerzas, esotéricas inimaginables.

El tema es que se puso oscuro, fin de Julio y los grupos y parejas comenzaron a bajar, bajaron todos menos, mi hijo, ¡yo me desesperé, y más que nadie lo vio!.

El "lanchero" comenzó a gritar nervioso, que se iba, ya que a las 8 de la noche, comenzaban a salir, del lago, las naves de los Extraterrestres y él les tenía, terror, la gente estaba, toda sentaba alrededor de la lancha y comenzaron, en coro a gritar, ¡que lo espere, a mi hijo! y además, querían un encuentro, con los "ovni", y yo lloraba, y el lanchero me decía, que me quede, era un momento, dramático, para mi, pero el clima, era denso, siniestro y aterrador yo hacía, una campana, con las dos manos en la boca y gritaba, ¡"Felipe"!,y todos  igual, cuándo por allí lo veo en la punta, de la montaña y grita: ¡eeeeh no me dejen!, y como pudo, a lo oscuro bajó, y ya arrancaba la lancha, por lo cuál, mi hijo trató de levantarme para que trepe, no va y me resbalo, ¡y casi me, rebané las dos "ubres"!, perdón, los senos, el busto, en fin casi me desmayo viaje acostada, pero él... desaparecido, ...de "Tranca", así le llamó, mi hijo, al protagonista, del libro, que le hicieron, escribir, los "Extraterrestres".

Le dije: ¡que te pasó! y me dice: fue subir, entre en una choza y una fuerza, me desestabilizó, perdí la orientación, como si estuviese extraviado, dentro de mi mismo, perdí la orientación de por donde había subido, e intente, descender por varios lugares de descenso y ninguno era,  y me alarmé, se me subió la sangre a la cabeza y es como si se me hubiese, nublado la visión, así que me senté, por que me sentí mareado, confundido y temí desbarrancarme, por eso, no me vieron, ni me encontraron, por que yo subí a los trancos y las parejas y los grupos, lo hacían lentamente, yo quería aprovechar el tiempo, lo más posible.

Por fin llegamos al "Hotel del Rey del Estaño" y allí comenzó nuestro drama, nos dice el Encargado, o Gerente que le habían, sustraído, del cajón o caja fuerte no sé, los pasaportes, nuestros, por supuesto, realizamos, la denuncia policial, nos aconsejaron, ir al Consulado de allí que fuésemos a la Embajada Argentina, a todo esto nosotros habíamos, ido por una semana y en dinero... ¡por consiguiente, para una semana!.

Fuimos a la Embajada Argentina y nos dijeron, fuésemos a INTERPOL a hacer la denuncia, que hiciéramos, la denuncia, así nos daban los papeles provisorios, para luego, volver a la "Embajada Argentina" dónde, nos harían, un pasaporte, provisorio, para llegar a Buenos Aires.

Fuimos a INTERPOL, lo hicieron pasar a una habitación, a mi hijo y a mi a una sala de espera, donde había, unos sillones, mullidos, y una mesita ratona, en la mesita había, pilas de volantes, yo tome uno de cada pila y me los guardé en la cartera, en eso, se abre una puerta y un señor, me llama: señora, venga un momentito, y me levanto y voy, y me dice: ¿que tiene en la cartera?, y le digo: nada, cosas de mujeres, y dice: ¿haber?, vacíela en el escritorio, y así lo hice, y volaron los volantes y me dice: ¿y esto? - ha sí -le digo- son volantes, que alce recién de la mesita - ¿y para qué? me dice, y le digo: para leerlos en el hotel, y me dice: ¿estos son volantes para Ud.? y le digo: ¡hay... no sé?, como no veo, y le muestro en la cartera, los anteojos de aumento, y me dice: bueno póngaselos y véalos, ...¡y casi me, muero!, eran esos carteles, como en el "Oeste", con una foto y decía “se busca", Firmenich, Arrostito, Vaca Narvaja y otros, ¡guauu... casi me muero!, ¡nó, nó... qué infierno, me iría a imaginar!.

Y me los hicieron dejar, ¡y se dieron cuenta, que ni loca, iría a cometer, esa imprudencia de tocar, papeles comprometedores!, para ellos y para nosotros.

Bueno quedamos en que debíamos, sacarnos, una foto carné cada uno fondo... no sé si blanco.

A todo esto, como mi hijo lo tenían en otra habitación y le pidieron, previa hoja y papel, que hiciera la denuncia y que ellos la pasarían a máquina y así fue salió de la habitación y yo de la otra y nos encontramos, los dos afuera, y nos sentamos a esperar, en eso viene un, señor y trae el escrito a máquina, para que firmemos.

Y cuál no sería la sorpresa, que mi hijo la lee y "grita": ¿qué!, yo no voy a firmar esto, y lo pellizco y le digo: ¡firmá, así nos vamos de aquí!, y se puso a gritar, improperios y yo no sabía como hacerlo callar, y ellos espiaban de todos lados y como vieron, que yo me solidarizaba, ya que le dije con firmeza: ¿pero no te das cuenta!... que estamos en otro país ¿qué querés que nos metan preso!... ¿y quién, nos va a venir a rescatar!, si nadie sabe más que el "siniestro" que estamos aquí, y en eso se abre una puerta y sale un señor de "INTERPOL" y nos llama y dice: vengan muchachos, ya que como yo le llevaba 15 años y1/2, parecíamos hermanos. Y, nos dice: ¿Uds. saben lo que está pasando en su país no es así?, bueno, le pedimos que colaboren, sí... nosotros tenemos sus pasaportes, pero piensen que tenemos, lleno el país de muchachos como Uds... y no los podemos sacar de aquí, a no ser que tengamos pasaportes Argentinos, sí, por que el otro tendal que había, eran de otros países, y nos dice: es para sacarlos y que se vayan, y le digo: sí bueno... pero, ¿si luego hacen, alguna tranfugada, con nuestros, pasaportes? y me dice: no justamente, ellos, salen de aquí y con esa condición, que deben ir, a donde, nosotros, le indiquemos, y luego deben quemar los pasaportes, con ésa condición y olvidarse, que alguna vez vivieron, en Argentina, ni tener contacto con sus familias, cambiarán, totalmente de identidad... píensenlo muchachos y nos dejaron solos, la verdad, que fue y era, un momento dramático, yo tenia allí a mi hijo de 28 años y me tocaron las "fibras emotivas”, a mí y a él, volvió el señor y nos dijo: nosotros le damos, por escrito que se los robaron y Uds. pueden sacar, otro, en Argentina y Ud señora, cuándo baya a la Argentina, le daré, a quién debe ver, en "INTERPOL Argentina", bueno a todo esto, primero, debíamos, volver a la Embajada Argentina, para completar los documentos, con foto, e impresión digital.

Por fin mi hijo aflojó,

Cuando por fin, se decidió, a que fuésemos, a la "Embajada Argentina" nos encontramos que era viernes 17 de Agosto, día de "San Martín" Nunca como en ésa fecha, nos enojamos con "San Martín", que nos hacía esto, o sea hasta el lunes, todo serrado... ¡y nosotros, a todo esto ya no teníamos un peso!, tomo la afeitadora eléctrica, la llevamos al mercado negro y nos dieron unos pesos para poder comer, eso fue entonces... por que creo que si fuese hoy les digo que nos den de comer por lo menos.

Fuimos el lunes a la "Embajada Argentina", mi hijo les pidió, un par de pasajes, por, tren, por colectivo o avión, para llegar ya que no teníamos, y la Embajada, solícitos ellos, nos dijeron, que no acostumbraban, que no estaban en condiciones y "que pata pín y pata pán", en eso viene, un empleado y le dice a mi hijo: ¿con cuanto se arreglaría Ud.? y mi hijo achicándose lo más posible, le dice: “tanto”, por qué con el tren de trocha angosta llegamos a Tucumán y de aquí al tren de trocha angosta tenemos, que tomar un colectivo, y otro de Retiro hasta el barrio Norte, y total son 2 días y comer, desayuno... y “tanto”, le dice, ya ni me acuerdo, y el empleado le dice: se los doy yo, por ese gamulán que tiene puesto, y allí nos quedamos, mas helados, que el frió que hacia "en ése 20 de Agosto de 1974" un frío de terror, las cumbres estaban nevadas, pintorescas, en otra oportunidad, pero en ése momento tan dramático, todo se nos hacía horrible.

Y el nombre o la tarjeta, que el "Siniestro" le dio a mi hijo por si precisaba algo, o nos pasaba algún contratiempo... "si lo sabría él".

No recuerdo, si era del propio Embajador o alguien de peso, importante en la Embajada... el cuál no pudo hacer nada, por nosotros.

Nos quedamos helados, que una persona de nuestra Embajada, se aprovechase, de nuestra desgracia, y además de saber, que quería hacer, negocio, con nuestra, desesperación, ¡ni en sueños!, si me lo cuentan... ¡no lo creo!.

Además, ese Gamulán... yo trabajando, se lo compre a mi hijo, en una casa, que era la primera, que exponía, Gamulanes y prendas de cuero, por lo cual lo compre a crédito, ¡y yo sola! con, la garantía de mi casa, para colmo, cierra el negocio que trabajaba y por ese Gamulan, me embargaron la casa...

Abreviaré, Julio; se nos comunica, que nos robaron los pasaportes y entre pitos y flautas llegamos al 17 de Agosto, un frió de castañetear los dientes y mi hijo, solo un pullovercito, fino ya que con el Gamulán estaba, "estufa", pero más estufa, la estábamos, pasando.

Bueno -me dice mi hijo- vamos al Mercado negro, a ver si encontramos algo, antes que me pesque una pulmonía, y encontró una camperita, sin forro, pero de tela de Avión importada y allí se nos fueron los almuerzos, que pensábamos comeríamos.

¡Cuánta razón tenían los muchachos de la pesada cuándo, nos decían, que éramos 2 perejiles!, por que otro, por lo menos tasaba, el Gamulán, a un precio razonable... pero, cuándo, veas a tu prójimo, ahogar, "socórrelo", presionándole, la cabeza, que no pueda respirar, ése es o era el lema, quizás hoy las aguas estén serenas.

Bien todo en orden, ya nos podemos, ir, ¡Ja, Ja, Ja!, el Ómnibus que nos llevaba a la estación, viene solo una vez por semana... o sea creo, que los Miércoles, era al día siguiente, y... o, a, e, i ya no había lugar estaba completo y nos dice el señor, de la estación de colectivos: no se desanimen, estén cerca, por que hay gente, que devuelve los pasajes y mi hijo le dice: si pero... ¿qué devuelvan 2 es 1/2 raro?, y justo 2 devuelven los pasajes ¡Ya lo tomamos como joda de humor negro o cargada!

Lo más cómico, que por el tema, de la "Subversión", para sacar los pasajes, había que llenar una planilla, ¿cómo se llama, de dónde viene y a donde va? con todos los datos domicilio, trabajo, edad, color de pelo, "Guauu, y para rematarla El de la Estación, que nos hizo llenar las planillas nos dice: ¿cómo Uds. van a viajar, en lugar de los, pasajeros que devolvieron los pasajes?, cuándo suban al Colectivo, va a subir el chofer y -como en el Colegio- los va a llamar por el apellido, Uds. se paran y -como era un Matrimonio Judío, los que devolvieron los pasajes- Ud. se va a llamar Frida y el Jacobo, como joda estuvo buena... pero ya parecía, que nos estaban, tomando el pelo.

Pero lo que queríamos, era salir de allí, ¡irnos!, era como si nos hubiésemos, metido, en la boca del Lobo, que duda, cabía que esto todo era obra del Siniestro, primero, nos hizo secuestrar, luego ni hijo, me lleva a Bolivia para olvidar el mal trago. En fin, ya podíamos huir, le digo al del "Hotel del Rey del Estaño": si nos puede dar algo para comer en el camino que quedamos en yanta, y "me da 4 huevos duros"... ¿que tal!.

Volvimos a la pieza, yo ya tenía los bolsos, preparados, eran de cuerina, y mi hijo, se descargó con los bolsos, la emprendió a patadas y uno se reventó por la mitad y le digo: ¿y ahora?, se despanzurró y se salía todo afuera, le digo: mirá, voy a ir, a una de las Coyas que tienen carritos, desde maní, limones a tienda y compre 4 alfileres de gancho grande, y lo prendí de adentro, y serré, el soberano agujero, eso si los alfileres se desabrochaban y quedaban abierto.

No hubiese sido problema, si no fuese que en cada pueblo, había guardias, todo el Mundo abajo con los bolsos, y había un policía, Boliviano... ¡que nos tenían!... en fin y un Militar.

El policía, como “enajenau”, metía la mano en el bolso y sacaba todo afuera al suelo y yo le sujetaba, el brazo y le gritaba ¡nó, nó!, y él me empujaba con el codo, y yo no lo soltaba y seguía gritando, ¡nó, nó!, hasta que me dio un empujón que caí sentada, yo estaba, aterrorizada, pensaba, si éste “descontrolau”, se ensartaba, el alfiler de gancho... ¡el alfiler entre la uña y la yema del dedo!... éste nos liquida con el "Fal". Por fin llegamos a Tucumán y yo le decía a mi hijo: ¡al final vendimos los pasaportes, por 4 huevos duros!.

Pero de lo que no había, duda, que estaban, todos de acuerdo, flor de complot, desde el Hotel, la Policía, el Consulado, la Embajada.

Si esta odisea, la detallo, en ésta forma, es por que quiero dejar bien en claro, para los descreídos y los chicos, que creen que nadie hizo, nada, por sus padres y a las mamás... si no les parece que toda ésta, gente, ¿no se la jugó!, se jugó el puesto el cargo, y yo soy, una convencida, que, hay que tener fe.

Otra que todo ser que viene a la tierra, tiene su espacio, y eso no se puede usurpar, "aquí" siempre estará su espacio y eso es sagrado.

Hoy mismo, les digo que no se vayan y qué pongamos todos el hombro, y no seamos cobardes, y sepamos defender lo que es nuestro, él esfuerzo y patrimonio, Nacional.

 

Tendré que desviarme a pedido de los "Extraterrestres"

Que en Malvinas, se haga un monumento, dupla, que tanto, los combatientes Ingleses Argentinos, que hayan caído, ambos en cada, una de las batallas, que sean un solo soldado decidido a defender su patria, no importa el color que sea todos son soldados, igualmente, todos recibieron y cumplieron Ordenes, sin odios ni rencores, solamente Ordenes, que debían ser cumplidas, todos Jóvenes, llenos de ilusiones, proyectos, esperanzas, pero eso no cuenta, cuentan las Ordenes, jóvenes, que podían ser solidarios, amigos, camaradas, pero la Orden puede más.

Que se haga un monumento y tanto, las madres inglesas y las argentinas lloren Juntas, ya que las madres, son madres aquí y allá, si los hijos no pueden, tenerse rechazo, odio, ni rencor, solo el desconcierto de lo inútil.

 

Hay cosas incomprensibles, “pero justificables”, como en Alemania, el joven de la masacre.

Lo que trasmitió en Argentina, no tiene nada que ver, con lo que afirma, allí, es sabido y en esto todos están de acuerdo, en que la "muerte", no hay nada que la justifique, aún así la muerte natural.

Pero si dicen que el joven, fue expulsado, de la escuela por indisciplinado, que los profesores, decidieron, de común acuerdo, bien.

Luego el alumno, se presento a rendir las materias.

Ya que, el joven se presento a rendir las materias libres... ¿y que ocurrió, se lo negaron!, no quisieron, aceptarlo, tomarle exámenes.

Entonces el joven se retiró, y vino, armado de un arsenal.

Ahora bien. Esto no debe ni puede quedar así, ¿no se lo había "expulsado", de la "Escuela" no era una medida, disciplinaria justa?, bueno si el joven, se prepara, estudia para rendir y no perder el año, ¿de quién era el "odio" de los profesores o el alumno!

¿Quién debe, tener comprensión, solidaridad, entender, los procesos del alumno?... primero: de 14 a 15 años el alumno, se desarrolla, y empiezan a hacer revolución las "hormonas", sin contar las "sensaciones", de desobediencias, disciplinas, quizás falta de respeto... es hora que, tengamos un poco de atención con nuestros pibes, comprenderlos, en su etapa en que de los 14 a los 18, ¡están, totalmente, descarrilados!, es el peor, momento del pibe, que debe, o bien, hacerse hombre solo... recurrir, a sus compañeros... ¿y que pueden sacar, en limpio?.

Nosotras las mujeres, tenemos la mamá, a quién recurrir, por nuestros, procesos, hormonales, y los pibes ¿encuentran a los padres?

 

Este tema, es preocupante y nadie hasta hoy... parece que no lo ve.

El tema no puede ser tomado a la ligera, ya que, cuándo mi hijo era profesor de la Escuela Champañan, y veía un alumno, "él mismo" reunía a los profesores y les decía: hagamos una reunión y hablemos, con el alumno, tal o cuál por que veo que tiene un problema y todos solícitos, trataban de sacar a flote al alumno.

¡Había casos! desde Familiares, de los padres, como, procesos "personales".

Yo lo puedo garantizar, ya que tenía, mi Instituto Privado de Enseñanza, con 32 profesores, casi todos Ingenieros, y en 5 años... de 1º a 5º que el alumno, puede elegir si deja... o en Mecánica o técnico, en electrónica, nunca, se expulsó ningún alumno, a pesar que hubo y hay un problema que no se le da importancia.

 

Si un alumno tiene un "coeficiente que es superior" al plantel de alumnos, ¿por que torturarlo y no reconocerlo que tiene una superioridad intelectual? y por lo tanto, no se lo puede obligar que soporte el ritmo de los que carecen de ella, eso lo comprobé, con los alumnos que tuve, yo les decía a los Instituciones, donde saqué permiso... las autorizaciones, para dar los cursos de enseñanza, Primaria, Secundaria, Terciaria, y el Bachillerato para adultos, incluso, mi hijo, daba y preparaba ingreso a la Escuela Policial, Ingreso, de cadetes Ejercito, Armada y Aeronáutica, sin contar los cursos de apoyo a las materias.

Yo les decía que, El Ministerio, de Educación, debía dar para ese lugar, donde concurrían, Bolivianos, Coyas, y como 3 etnias, más... con otros Idiomas, aparte del Castellano.

Que fuesen más accesibles y comprensibles, ya que el conocimiento Intelectual, era perceptible y al no tener esa destreza y habilidad mental, para resolver, los problemas, ¿que ocurre?.

 El alumno, resolvió todos los problemas, y terminó, le sobra el tiempo y todos sus demás compañeros, están tratando de resolverlos, todos con la cabeza inclinada en el pupitre, entonces, ¡qué ocasión, de tirarle una bolita de papel o con una gomita hacer una gomera con 2 dedos y "zas"! ya con más fuerza, y así o el alumno se queja o la profesora lo ve y ya empieza, el desagrado de la Profesora, claro ella 30 o 40 para lidiar y no es el caso de ella, preocuparse por el coeficiente del alumno y no es que él quiera, sobresalir en la clase, hacerse notar, ser líder, no, y nó.

¡Esto debe ser tratado ya!, una que no es el único que estalla así y lo van a seguir haciendo, si no quieren, frustrar, exprofeso a alumnos, súper, con un coeficiente que lo dobla al profesor, no ven que estamos en el final de los tiempos, que están naciendo, súper, dotados, Científicos, Matemáticos, Pianistas y que van a, hacer, esperar que "estallen", de impotencia, ¿"no estaba, bien con haberlo, expulsado"?, no... estudió se preparó a rendir, ¿"quién odiaba a quien"!.

Perdón, perdón, por mi emotividad, se que la muerte... no... no puede justificarse, ¡no tiene justificación, ni así la muerte natural, es algo sin sentido!, es la fuerza del poder, y cuando eso se desata, no hay piedad, remordimientos, pesar, es una fuerza, casi animal, entonces, no hay que permitir, ni instar, "a que ocurra", ya que luego, no bastarán las súplicas, las amenazas, o los pedidos, de piedad, el actor, no escucha, no... mide, no calcula, actúa, no especula, lleva a cabo el impulso la Fuerza

 

 

A María la incitan, a Abreviar y acelerar la proximidad del fin.

Trataré, de solamente, dar información, sin detallar.

Está, la vida y el retorno de mi hijo, en Juego

 

Prosigo: Cuándo, vinieron por primera vez los "Extraterrestres", me atuve a las recomendaciones de mi hijo, a indagarlos, así lo hice, y éste es el resultado.

Les pregunté quienes eran, ya que eran dos, uno de unos 35 a 39 años y el otro, de 50 a 55 años, cabello, entre cano. Bien uno me dijo, que venían, a hacerme, una revelación, que era, como ya expliqué, al principio de la página, que mi hijo era, mitad terrestre, y mitad, "Extraterrestre".

Que el mas joven, era el "Capitán Kiev", yo pensé serán Rusos y pensé otras cosas, por lo cuál, se echaron, a reír ¡yo casi me incendio!, se me subió el rubor, y ellos me dijeron, que no me hiciera, problema, que tenían, Captación mental, transmisión de pensamiento, y dominación mental

Que tal, una pinturita.

Bien, me dijeron que eran de "Venus... o sea Venusianos"

Que venían en son de paz, que no nos harían daño.

Abrevio, una noche, de luna, hacía calor, yo dormía junto a una ventanal, y me iluminaba la luna el brazo derecho, que tenía fuera de la sábana, cuándo, por la iluminación de la luna, me veo el brazo, "Escamado" color petróleo, con reflejos plateados, y me puse a los gritos, vino mi hijo, y le conté y me dice, a por fin ya lo viste, y me dice: "sonsa", si de Ellos, descendemos, "Somos Lagartos de Agua", y yo quede, "aterrada".

- ¡No me digas, que, nos volveremos, lagartos!, y me dice: y si vieja... si estamos, en el fin de los tiempos, y debemos volver a nuestro origen... ¿no te "gusta"?, si son nuestros ancestros.

¡Yo casi "vomito", y el terror no me abandonaba!, y le digo: bueno yo creía, que eran los Monos, ya estaba, familiarizada con los Monos, y además, me caen "simpáticos", pero los lagartos... guau, ¡son "terroríficos", de mal aspecto repulsivos!.

Y, bueno, si es así, que podemos hacer.

Que los que descienden, de "Extraterrestres", como ya lo dije en otra "Tienen, una Particularidad, las orejas pegadas, sin Lóbulo".

O sea que hay gente en todo el Mundo, Banqueros, Empresarios, Actores, Profesionales, etc., y todos se las tapan, por que creen que, son defectuosas.

Desde ya pueden, formar, un Club Mundial de los oreja Pegadas, así que no se las escondan más, ba... creo que no todos querrán que se sepa, par no ser reconocidos.

Por lo menos sabrán, que no son defectuosos.

 

 Los "Extraterrestres", me mostraron unas... 5, más o menos, de vidas pasadas.

 

 Siempre, estuvimos, juntos mi hijo y yo, "no me detengo en detalles", en dos, fue mi marido, en otra mi hermano. Y todas en diferentes, Países. En un Castillo en Inglaterra, yo era Francesa en Rusia, en Damasco y en China-

Un Arco iris.

Me mostraron como en un televisor, video no sé... en colores, siempre fuimos, iguales en aspecto.

Por lógica, no se ve en ningún, momento "sexo", eso, será el interrogante, de los curiosos.

Pienso, que por ello, siempre fuimos, muy apegados, pero cuándo, nos trenzábamos, lo primero, que nos salía, ya que los dos, vimos las vidas pasadas, era indefectiblemente, que pediría arriba, que no nos pongan más juntos, por qué nos mataríamos, ya que éramos dos "potencias" y los dos, queríamos, tener la razón y la última palabra.

 

María, a instancia de los Extraterrestres, les devela, un misterio, divino de fe

 

 Comentaré un suceso, experiencia, o como todos los hechos que me sucedieron, insólitos, extraños, increíbles,

Salimos de "Ledesma, Jujuy", en dirección, al "Tucumán".

Mi hijo, y un amigo que a su vez, era, el Jefe de planta de la "Empresa", y mi hijo supervisor, de 3 secciones o sea era su Jefe, en la "Empresa"

A mi hijo el "Siniestro", le pidió lo suplantara, o representara, en un negocio, y mi hijo titubeo, a lo cuál él le dijo, bueno, entonces, encárelo, Ud, como socio y a su criterio, junto con su amigo, el Jefe, era la época en que "el país, estaba pasando, por ésta misma, etapa", en la que las "Empresas", estaban en liquidación, y cualquiera, sea, local o "Extranjero", podía, disponer, "privatizar", o comprar cualquier, "Empresa" a precios, irrisorios.

Esta "Empresa", era la segunda, después de "Acindar", ésta y "Somisa", el tema es, que estaba todo dispuesto, por ambas partes, todos los papeles, en orden, todo firmado, y hasta se brindó con "Champán", nos despedimos y debíamos, retornar, a las 8 de la mañana, para retirar, el dinero del Banco y cerrar la operación.

Diré que al llegar a "Tucumán", desde Jujuy, nos alojamos, en un "Hotel", llegamos, a las 7 u 8 de la Noche, claro, como yo viajaba, con mi hijo y el socio, que vendría a ser, y Jefe, ni me preocupé, de fijarme, que "Hotel", que calle, que Nº era.

 

Prosigo, a la, noche, decidieron, que fuésemos a cenar, y el amigo y Jefe, le sugiere, que primero, fuésemos a buscar, e invitar, a una señora, que tenía contacto, con dos... y además el socio y "Jefe", quería sondearla a la mujer, ya que era profesora, y él tenía, como 5 o 6 hijos chicos, es el típico caso, de éstos matrimonios, que por lo general, con la pareja que tienen y queda embarazada, que le mintió la edad, era menor y lo presiona, y debe casarse, al fin acepta y le dice: "si pero te voy a llenar de hijos", ahora ya debe andar, por el 7º o el 8º, "quilo sa".

 

Prosigo; toda, la cena, el camino de ida y regreso, al Restauran, ellos dos conversaban... y lo hacían en forma lenta, como si fuesen novios, un "decir", nosotros caminábamos, y hablábamos, sobre el tema de la "Acería" y todo el tema... que al día siguiente, finalizaba y ya no iríamos, de vuelta a Jujuy.

En el camino, me dice, que su amigo y socio, no quería ni que fuese a pisar, por la Empresa, yo le dije a mi hijo: si no pienso, dejar el "Instituto" y mi hijo me dice: "¡¡¡queee!!!", vos te venís, conmigo, y le digo: vos sabes, que entraremos en guerra si voy yo, mi hijo se enfureció, y cuándo estábamos, en la calle, y se enfurecía, por algo, conmigo, lo primero, que hacia, de un tirón, me arrancaba, la cartera y me la tiraba, al medio, de la calle, claro, me pareció, que eso no era correcto, o no estaba, bien, en ésa ocasión, con ésos testigos, entonces, pensé “defender, mi cartera, contra viento y marea”... la cuestión, que la tenia en el brazo, la apreté contra, mi tórax, ¡con los dos brazos... y él tiraba!, y le arrancó, la manija y la tiró por supuesto, en la calle, y yo me fijé y le quedaron, las 2 argollas y me dije: ...tiene "remedio"...

Claro... el que no pisara, la acería, yo ya lo sabía -el por qué- digamos, cuándo ingresábamos, al Hotel, el se puso, detrás, mío y me dio, un chirlo, en la "cola", eso solo decía más, que mil palabras, la razón y causa, de mi exclusión, de la "Empresa".

 

En fin, cosas de éste, Mundo, claro, hasta allí, no tenía, ni idea de la odisea, que debería pasar, la "experiencia", "esotérica", "paranormal", "trascender al otro plano", o no sé qué, fue o es, el motivo, es intrascendente, lo importante, es lo trascendido.

 

Demás está, decir, que después del chirlo, lo miré por sobre el hombro, y lo fulminé, el solo hecho, que era amigo de mi hijo, tenia mujer y media docena de hijos y yo, conocía, a la esposa, a pesar, que me tenia, celos y envidia, yo solo sentía, comprensión y me ponía en su lugar, siempre, fui condescendiente, no la visitaba, debido al acechador.

Bien, llegamos al "Hotel" y nos fuimos, al bar los 4 y un amigo, del "socio y Jefe" de mi hijo, ellos pidieron, algo acorde al momento, lugar y de moda, me dicen, que quiero tomar y les digo: un "anís", y largaron todos la carcajada y les dije: qué... ¿no me preguntaron?, entonces, lo hubieran decidido Ud. y resulta que el señor era el dueño del "Hotel", y... me dijo los años, que ya no se consumía y me dijeron, que otra, podía ser la bebida y bueno una "coca", sin palabras.

 

Nos fuimos a descansar, encargaron nos llamen 6 y 1/2 y antes de salir, le dije a mi hijo: mira, al entrar anoche, ví, antes de entrar al "Hotel", una "Boutique" y ví que tenían, cintitos de cuero, te c/leche, me voy a comprar uno, así se lo pongo a la cartera, ya que tiene las argollas.

Y, salimos y me muestra, mi hijo: ves... en la vereda de enfrente, en la otra esquina -había, una librería, que abarcaba de 1/2 cuadra, a 1/2 cuadra de libros- nosotros vamos a, hacer, una diligencia, nos encontramos, en ésa esquina, el que llega espera, y se fueron.

Yo me fui a ver el cintito... entré a la "Boutique" por la puerta que daba a la calle, entré compré y en ves de salir, por la puerta del frente, salí por otra, que estaba a mi derecha, que daba a una galería, camino, pensando en el cinto, "en la esquina, se lo pongo" y me voy por la galería hacia mi derecha, salgo a la otra calle... ¿y todo esto, hasta hoy... no lo pude descifrar!... al llegar a la calle, camino, la cuadra hasta la esquina, y no veo la librería, claro que si estaba, ensimismada, en lo mío, que no presté, atención a nada, ¿que hago?... regreso a la Galería, y había 2 puertas o sea 2 salidas y eso me confundió... volví a caminar a la esquina y nuevamente... ¡nada! volví a la "Galería", y había 3 puertas, o sea 3 entradas, me volví... que venía una señora, tapado al tobillo, gris oscuro, zorro gris y un sombrerito, con una pluma, a la época de la película, de Gardel, chicas o rubias de "New York", le pregunte si sabía donde había una librería, que , ocupara, la esquina y 1/2 cuadra a, ambos lados de la esquina y la mujer, me dijo ignoraba, en eso viene un señor, con sombrero, sobretodo, espigado, color gris al tobillo y le pregunto, y obtengo la misma respuesta... entonces, vuelvo a la Galería... y había, tantas entradas, que me dio temor y desasosiego, en eso viene una muchacha y pensé: le voy a preguntar a ésta "Idiota" haber que pasa, sin imaginar, que la "Idiota" era Yo, le digo: ¿donde está la "jefatura"?, y me dice: en la esquina doble a la derecha y la va a encontrar, la joven vestía como en los años ‘20... o ‘30, que se yo.

 

Prosigo; y a la vuelta a mi derecha, ¡estaba! y cuando llego, veo con sorpresa, que era, igual, exactamente, que la "Jefatura", de "Córdoba", con las mismas "arcadas”, solo que entre una otra entrada, de las arcadas, había, en cada unión, un macetón con Ligustro, y cuándo me acerco... ¡allí sí que me dije: pero ésta "Idiota"... le dije "jefatura", y me envía a los bomberos!, claro, la "Idiota" seguía, siendo Yo, ya que era la "jefatura", pero tenían, el uniforme, azul oscuro, grueso, tipo a los capotes, de los "Ferroviarios", claro que ésa ropa, que usaban, los "Ferroviarios" era de "Inglaterra", ya que en ésa época, no había "Tejedurías" recién las puso en "Argentina", el "General" antes, se usaba toda la ropa, importada, quién no recuerda los puloveres, a rombo y las medias a rombos, o la pollera tableada, escocesa, como, como la del "Príncipe", y abrochadas con un alfiler de gancho, Guauu...

 

Prosigo; tenían el uniforme azul oscuro, grueso de lana y con, vivos, rojos en los costados, del pantalón, en la botamanga de la manga, en la "Gorra", pero lo que más, me sorprendió, fue que tenían, un pincho en el casco, yo digo "Gorra", pero no... para mí, ¡era desconocido!, por eso, creí, eran los bomberos, y le dije: buen día, y me contestó, me dice: ¿que busca, que la trae por acá?, le digo: ando extraviada - ¿que le pasa? - busco una librería, grande, grande, y le explico cómo... y me dice: debe estar confundida, que yo sepa, por aquí no hay nada, como Ud me dice, ...¡y ya me empecé, a preocupar!, me volví a la galería, ya a medida, que caminaba recién, me puse a, examinar todo... y veo que las veredas eran de "Ladrillo"... me da escalofrió, recordar... de cordón, estaban los "ladrillos" puestos de canto, y me fijo en la calle era de "Adoquines" y en la vereda, entre "Ladrillo" y "Ladrillo, había gramilla" como de 2 o 3 centímetros de alto, enfrente de la "Galería", había un tapial, que asomaba, como una higuera, la pared, descascarado el revoque, allí después de ver todo eso, me entre a desesperar y en eso siento, la voz de mi hijo, que gritaba a todo cuello, gritaba, me lo imagino, poniendo las 2 manos en la boca, para hacer, un cono para que resuene más.

Y me digo: ¿y ahora que hago? y la voz con mi nombre, que se filtraba, por el piso, las paredes, digo... porque no levante ni una vez la cabeza, por lo cuál no se si había cielo, ¡increíble!, pero no sé.

Yo me paré, frente a la galería, por donde salí y en eso estaba cuando... hace "Chup" y caigo, entre los 2, mi hijo y su socio, y el socio, que no sabía, nada de nada, solo de dinero, le decía, que no gritara: ¡"Che" no grites que nos van a tomar por locos y nos van a meter presos!.

Yo cuándo me detuve frente a la Galería, me puse a pensar que siempre, mi hijo, me decía: vieja ojo, si se te abre, alguna puerta, no entres, que te llevan al otro, plano. y me supo decir: hay que actuar, rápido, llamarla, a la persona, antes que pase, más de 12 horas, por que si nó, ya no la podes bajar más, y yo estaba en eso, cuando caí, "Chup", fue desconcertante.

Y, dice, el amigo: vistes allí está, que tanto, gritar, ¡por supuesto, que ni se dio, cuenta... o bien, le hicieron una laguna, un espacio en blanco, que se yo!, lo que sí, mi hijo estaba, ciego de la furia y me dice: ahora, no vas a venir, con nosotros, te vamos a llevar a otra parte, ¿sabes la hora que és!y... no, me dice: ¡son las 12 horas!, y salimos 7 y 1/2, ¡más de 5 horas, caminando!, sin llegar, a ningún lado.

Para colmo, me había estrenado, un par de zapatos, Luis 15 a taco de 5 centímetros, "nuevos, total no voy a caminar", tenía, ampollas en todos los dedos y en el talón, un suplicio, ya no podía caminar.

Cuando caigo entre los dos, mi hijo me dice: "después me la contás"

 

Lo que puedo, decir de éste hecho, es que no sé, si este era el 1º plano, ya que es cómo, la columna del cuerpo humano, cada vértebra es un plano, según me dicen los "Extras" pienso que éste debía, ser el primero, digo por la caída, que hizo "chup", que serian, segundos.

Por lo menos, supe, que en el otro plano, hay vida con todo, lo que no ví, es tráfico, de ninguna, especie, y algo imperdonable, que en ningún, momento, levanté la vista si no habría, sabido, que había arriba... no creo que estaría el cielo???.

Pero eso, sí, lo sorprendente, es que visten como hace, 40 a 50 años, caminan, hablan, tienen, todos los sentidos, la comprensión y contestan de maravillas.

La señora, con esos zapatos de punta y correita sobre el empeine de tacos carretel, y saliendo, el gordito del pié, como se ve en las fotos, no sé si del ‘20.

Otra que me llamo la atención, era el caminar, lento, parsimonioso, sin apuro, sin la locura, de aquí que las veredas son angostas y la gente que va y que viene, se choca.

Había una especie de atmósfera baja, o bruma baja, el clima ideal, eso sí, pesado el caminar, de allí, que fuera lento el caminar, tedioso, sin apuro, sin tiempo.

 

De allí que pensé: “...en el tiempo, está tu, tiempo, busca tu yo y vencerás, al tiempo, o vence a tu Yo, y vencerás al tiempo...”

 

Sobre la Acería, se frustró, una que, los Bancos no abrieron, no pudieron por el Rodrigazo y cuándo lo hicieron, con el devalúo, solo podían, comprar aspirina, o sea que sólo fuimos, para que ocurriese, esa experiencia.

El amigo y socio de mi hijo aún me debe "recordar"

Para mí... nos salvaron.

El socio de mi hijo, no sabe ni entiende o entendía entonces, de nada que fuese oculto.

Ya que a veces, estábamos, hablando y él sin saber nos decía, no se de que hablan, pero lo que les puedo decir es que eso, no da plata... ¡sabias, palabras, e intuitivas!.

 

Con fe y humildad María.

Volver Al Principio.